lunes, 1 de abril de 2013

Una tetería en Lo Pagán (Murcia)

Lunes Santo, recién llegada a casa quedé con mis amigas de siempre, barajamos posibilidades y sugirieron que fuésemos a la tetería Triskel de Lo Pagán. No dudé que para charla el sitio tenía que valer. Charlas largas, densas en las que tienes que contar lo que te ha pasado en tres meses o por qué Trainspotting te gustó más que Requiem por un sueño

Con que té y Lo Pagán...interesante. Hace meses pensé si alguien tendría la iniciativa de crear un local diferente en este pueblo, donde disfrutar de mis conversaciones salvadoras del mundo sin tener que dejarme las cuerdas vocales al ritmo del "takatakatá". Me gustan los locales auténticos sin que me claven al cobrarme ("ira que tonta yo"), con su historia, su aroma y si son nuevos pues que al menos se hagan las cosas con buen gusto. 



La tetería Triskel está situada antes de llegar a la Playa de La Curva, en el antiguo Siroco junto al Welcome y el Válgame (auténtico por derecho). Nada más entrar te encuentras en una estancia con sus cerchas de madera fantásticas, música tranquila y paz. La dueña nos atendió en un momento, se la ve muy ilusionada. Valoro mucho a las personas con ilusión pues me cansa el pesimismo colectivo en el que estamos sumergidos, menudo panorama tanta queja en lugar de evadirse un rato con unas risas y banalidades. Son muy detallistas eso se nota, sino observad las flores que son todas naturales, el rincocito de los tarros de especias, ropa y bisutería que venden o la barra. Fui tres veces por lo que gustarme me gustó mucho. El último día me quedé en la terraza en la que se estaba igual de cómoda que dentro y merendé un croissant de jamón york y queso muy rico. 












 



Desde aquí os invito a que comprobéis si tengo razón, podéis comentar vuestra experiencia o recomendarme otro sitio de la zona :)